Castañero de la vida, castañero del amor, de donde sacas tantos sentimientos, yo diría que te llegan del corazón.

Te pones con tus castañas en la Puerta del Sol, montas un tipi muy atípico, diría que de otra dimensión.

Te ganas la vida en la calle, trabajando cuando no hay sol, tu calor da fuerza pués en invierno es lo mejor.

Que ricas las castañas que te dan tanto calor! Pués en las noches de otoño es lo que mas aprecio yo.

Llevas con tu oficio muchos años, de CASTAÑERO MAYOR, tus castañas son una delicia, todos los dias las compro yo.

Sigue disfrutando en el tipi, alegrando a la gente con su olor, después calentando las manos y por último degustando su sabor.

«Que vivan los calbotes y la madre que te parió!»